Home / Salud / La maravillosa dádiva de las frutas

La maravillosa dádiva de las frutas

La maravillosa dádiva de las frutas

La naturaleza, entre todo lo que nos ofrece, nos regala un alimento virtuoso: las frutas. Las más conocidas de todos los días: bananas, mandarinas, naranjas, limones, manzanas, peras, duraznos, kiwi, y tantas otras, son generosas en hidratos de carbono, signo de la fuerza; en sales minerales que nos aportan la energía; enzimas, alimentos catalizadores; vitaminas, las que nos alimentan; además de los minerales que contienen si las frutas no han sido modificadas genéticamente.

Lo ideal, por supuesto, es consumir la fruta de estación, pero hoy en día tenemos la posibilidad de probar frutas que llegan de otros lugares, en cualquier época del año. Las frutas han adquirido mayor importancia en la alimentación occidental, ya no solo como acompañante de las comidas elaboradas, sino como exclusividad por su alto contenido de sales minerales, vitaminas, aminoácidos esenciales y otros elementos nutritivos imprescindibles para la salud.

Las frutas contienen vitaminas, enzimas y aceites esenciales que nutren y ayudan a mantener nuestro cuerpo en óptimas condiciones.

Vitaminas de las frutas

Vitamina A: Es muy beneficiosa porque mejora la visión; también se la conoce por ayudar a regenerar los procesos de cicatrización de la piel y tratar el acné. Como las demás vitaminas, ayuda a reforzar el sistema inmunológico aumentando la actividad de leucocitos o glóbulos blancos. Entre las frutas más destacadas con vitamina A encontramos, el melón, los albaricoques o damascos, la papaya, el mango, entre otras. Si han notado muy bien, estas frutas tienen una similitud por su color amarillo o anaranjado.

Vitamina B: Todas las vitaminas del complejo B, garantizan un óptimo funcionamiento del sistema nervioso y la responsabilidad del metabolismo energético. Se reconoce la eficiencia de los procesos de crecimiento y reproducción de las células gracias al aporte de la vitamina B. Entre las frutas más destacadas con vitamina B encontramos, el kiwi, la banana, la mora, la frutilla, las ciruelas, entre otras.

Vitamina C: Es importante para el crecimiento y reparación de las células de los tejidos, vasos sanguíneos, encías, huesos y dientes. La vitamina C es considerada una de las principales fuentes de antioxidantes requeridas por el cuerpo humano. Entre las frutas más destacadas con vitamina C encontramos, frutas cítricas como la naranja, el limón, la mandarina, así como la manzana y las fresas, entre otras.

Vitamina E: Ayuda a mantener una piel sana, mejora la vista y refuerza el sistema inmunológico. Como las demás vitaminas, ayuda a prevenir el cáncer. Entre las frutas más destacadas con vitamina E encontramos, el aguacate, el mango, el kiwi, entre otras.

Los frutos secos

Se les llama frutos secos debido a que su composición está por debajo de los 50% de agua.

Se les conoce como una fuente muy grande de energía por su elevado aporte en fibra, minerales, vitaminas y grasas insaturadas generando en sí, una reducción de nivel del colesterol malo.

Para aprovechar al máximo todas sus bondades, se deben consumir crudos y sin ningún tipo de condimentos. Como lo hemos mencionado en otros artículos, todo lo natural y más los frutos secos, aportan significativamente antioxidantes para combatir los radicales libres.

Entre los más beneficiosos encontramos:

  • Las Nueces, su forma es muy similar a la de un cerebro, y no es casualidad porque los estudios han demostrado que la nuez ayuda a la salud cerebral, evitando que se desarrollen enfermedades degenerativas como el mal de Parkinson y el alzhéimer. Contienen ácidos grasos como el omega-6 ayudando a la salud cardiovascular.
  • La Almendras, debido a su optimo contenido en fósforo, la almendra es muy buena para fortalecer y proteger los dientes y huesos. Al igual que otros frutos secos, ayuda a proteger contra enfermedades degenerativas como el alzhéimer. Aporta cantidades significativas de fibra, proteínas, vitamina A y E.
  • Semillas de girasol, siempre y cuando no sean saladas, solo se comen crudas y peladas. El consumo habitual de estas semillas te ayuda a controlar el peso corporal, debido al ácido linoleico que hace aumentar la tasa metabólica, quemando la grasa eficientemente. Mantiene los niveles saludables de insulina, triglicéridos y colesterol.
  • Avellanas, tienen gran aporte de ácido fólico, lo cual se recomienda para las mujeres en gestación, ya que favorece el desarrollo del bebé. Al igual que otros frutos secos, son saciadores.

Las frutas sanadoras

Podemos mejorar, incluso curar ciertas enfermedades solo comiendo lo que nuestro cuerpo necesita en esos momentos. Las frutas tienen increíbles propiedades curativas y rejuvenecedoras tanto para el interior como para el exterior de nuestro cuerpo. Todas las frutas tienen excelentes beneficios sanadores, pero para poder disfrutar de ellos se deben consumir crudas.

Hay que evitar los “jugos de frutas” envasados, ya que estos no tienen las mismas propiedades vivas que son aprobadas por las leyes naturales de la creación, es decir, las frutas tienen su propia esencia y eso es lo que lo hace natural. Los jugos envasados contienen saborizantes y colorantes artificiales, conservantes y toda una gama de químicos que lo aleja de un producto natural.

Los jugos naturales, deben consumirse nada más al hacerlos, ya que se oxidan al contacto con el aire y ya pasados cinco minutos se pierden muchas propiedades.

Podemos limpiar y desintoxicar nuestro organismo con solo un jugo diario en ayunas. Por ejemplo, si utilizamos una manzana, un zumo de limón y le agregamos una remolacha, lo procesamos en la licuadora y lo tomamos 30 minutos antes del desayuno, vamos a conseguir unos resultados impresionantemente sanadores, ya que limpiamos nuestro hígado, reducimos el colesterol alto, fortalecemos nuestro sistema inmunológico y además nos proporciona mucha energía para nuestra jornada.

Este es tan solo un ejemplo de la maravillosa dádiva de las frutas, lo mejor de todo es que es muy saludable y económicamente hablando muy superior a cualquier refresco artificial.

Con las frutas podemos prevenir muchas enfermedades, y si nos sentimos mal podemos encontrar una excelente farmacia en la naturaleza, solo que sus medicinas, en este caso, las frutas, no tienen efectos secundarios.

La Ficha que faltaba

Check Also

Descubren que la cura del cáncer está siendo bloqueada por la industria farmacéutica

El 12 de abril de 1955, se administró la primera vacuna exitosa contra la polio …

2 comments

  1. 🙂

    Estuve leyendo tu redacción y hay cuantiosas cosas que no sabía que me has enseñado,
    esta maravilloso.. te quería corresponder el espacio que dedicaste,
    con unas infinitas gracias, por preparar a gente como yo jejeje.

    Besos

  2. Buenas

    Estuve leyendo tu redacción y hay muchas cosas
    que no conocía que me has aclarado, esta espectacular..
    te quería corresponder el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por
    aconsejar a gente como yo jejeje.

    Adios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *