Home / Consciencia / Comprendiendo la Biodescodificación

Comprendiendo la Biodescodificación

Así como hemos aprendido a lo largo de los años y de las generaciones, que si tomamos una aspirina se nos quita el dolor de cabeza, habremos de comenzar a pensar que el único responsable cuando de enfermarse se trata, es uno mismo.

Por supuesto, es mucho más fácil rendirnos ante la opinión de un médico, seguir el tratamiento que dicho médico nos indique e incluso, que visitemos a dicho médico cada cierto tiempo para que nos diga que estamos bien y que podemos seguir viviendo o si estamos muy mal y ya nos vamos a morir.

El dejar la responsabilidad de nuestro futuro en manos de una tercera persona, considero que es la más triste de las inconsciencias.

Sumado a todo esto, tendremos que colocar en el número uno de las causas de muerte, al miedo.

Porque algo sí les puedo asegurar, el miedo mata.

El miedo, nos hace creer ciegamente en lo que un médico, un hermano, un hijo, una vecina o la tía fulanita nos diga.

Ver la cara que pone nuestro mejor amigo si llegamos a mencionar que tenemos cáncer, ya nos está matando.

Y subirnos a ese carrusel de: “pobre de mí”, “no lo voy a superar”, “yo creo que es final”, “no quiero irme”, “no hay remedio”, “no salgo de ésta”… simplemente: Nos mata!

Porque cuando tenemos miedo simplemente recibimos los “estarás bien”, como una burla.

Porque cuando tenemos miedo recibimos los abrazos, las sonrisas y las visitas, como despedida.

Porque cuando tenemos miedo, vivimos ya sólo para esperar la muerte.

Y rendirnos así dejándonos llevar por el miedo, es otorgarle a otros el poder sobre mi vida.

Ese fatal estado de ánimo, incapacita a nuestro cerebro para luchar.

Ese miedo provoca que nuestro sistema inmune quede en pausa.

Ese miedo, provoca que una quimioterapia o una muy fuerte infección, nos derrumbe.

“Si todos dan por hecho que moriré, si todos afirman que estoy grave y si todos afirman que lo que tengo es peligroso, para qué seguir viviendo”.

¿Para qué llegar a ese punto de no retorno si mejor podemos dedicarle tiempo a comprender cómo funciona el cerebro, cómo nos afectan las emociones, en qué consisten las fases de las enfermedades y permanecer tranquilos viviendo una vida saludable?

Creo que definitivamente, comenzar a tomar la Biodescodificación como un ALIADO de vida, no estará nunca de más.

Y para poder lograr una perfecta comprensión de cómo funciona la Biodescodificación, tenemos que conocer y comprender que ella se deriva de las 5 leyes del Dr. Ryke Geerd Hamer. Todo comenzó con él.

Así que veamos:

*PRIMERA LEY: LA LEY DE HIERRO.

“EL TRAUMA EMOCIONAL ES EL DETONANTE”

Toda enfermedad es causada por un shock emocional que nos toma desprevenidos, a contrapié, que vivimos en soledad y en donde no vemos solución inmediata. La intensidad del trauma y la connotación de la emoción sentida determinan el área del cerebro afectada, esta área a su vez, determina el órgano o tejido dañado y queda determinada la gravedad de la enfermedad.

Este trauma reúne las siguientes características:

– Es vivido de manera dramática.

– No pudimos anticiparnos a ésta vivencia.

– La emoción se impone a la razón.

– No lo compartimos con alguien que nos escuche y nos acompañe en la emoción, es decir, es vivido en soledad. Podemos platicarlo sí, pero si no sacamos la emoción y nos “sentimos acompañados” en el dolor o en ese enojo, es como no haberlo dicho.

– No le vemos solución al problema, para nosotros, no hay salida.

De esta manera vemos que la enfermedad es simplemente un desequilibrio simultáneo a nivel psíquico, cerebral y orgánico. Es un programa biológico amenazado.

*LA SEGUNDA LEY:

“LAS DOS FASES DE LAS ENFERMEDADES”

Todas las actividades de nuestro organismo están gobernadas por el Sistema Neurovegetativo, compuesto por el Sistema Nervioso Simpático y el Sistema Nervioso Parasimpático, con acciones opuestas pero complementarias, una especie de Yin/Yang.

De esta manera, toda enfermedad para por dos fases.

Fase de conflicto emocional activo: SIMPATICOTONÍA

También denominada “Fase Fría”. El Trauma Emocional está activo, la persona está estresada, pierde peso y apetito, no duerme bien, aumentan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, presenta tendencia a tener las manos y los pies fríos. Es la fase de adaptación al trauma, donde todas las energías se ven movilizadas hacia la resolución del mismo. A nivel cerebral se producirá una lesión o “Foco de Hamer” que adopta la forma de anillos concéntricos, claramente observables en una Tomografía Computada de Cerebro limpia y sin contraste.

El área del cerebro afectada dependerá del tipo del trauma emocional vivido y determinará el compromiso del órgano gobernado por dicha área.

Fase de solución del conflicto emocional: VAGOTONÍA ó CONFLICTOLISIS

Sólo se llega a esta fase si se ha producido la resolución del conflicto emocional.

El estrés comienza a desaparecer, se recupera el apetito, el peso y el descanso.

La persona se siente invadida por una sensación de quietud y serenidad.

A nivel cerebral, se observa un edema de reparación alrededor del Foco de Hamer, que intenta revitalizar la lesión, lo cual puede ser objetivado mediante una TAC Cerebral limpio y sin contraste. El desencadenamiento de una “crisis epileptoide” (temblores, sudoración, aumento de la evacuación urinaria) marca la superación del conflicto y permite la evacuación del edema. También se produce un estado de inflamación generalizada, donde el organismo pone todas sus energías en el proceso de “auto reparación”. Así, pueden aparecer síntomas como: fiebre, dolor, cansancio, entre otros, que son indicios de estar transitando por el camino de la sanación.

*LA TERCERA LEY:

“EL SISTEMA ONTOGENÉTICO DE LAS ENFERMEDADES”

Durante los primeros 17 días de desarrollo embrionario, se forman 3 capas germinales (Endodermo, Mesodermo, Ectodermo) que darán origen a todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo.

Ejemplo: El aparato digestivo es de origen endodérmico.

De esta manera, cada una de estas capas está relacionada con un sector de nuestro cerebro y se fueron formando a lo largo de la historia de la evolución del hombre como un Programa Biológico de Supervivencia (dando origen a órganos con capacidades funcionales diferentes) para adaptarse y superar las contingencias de la vida (alimentarse, respirar, reproducirse, etc).

Por lo tanto la Embriología nos ayuda a entender por qué un “determinado” conflicto se representa en una “determinada” área del cerebro y afecta a un “determinado” órgano (recordando siempre la unidad: Psique-Cerebro-Órgano).

*LA CUARTA LEY:

“EL SISTEMA ONTOGENÉTICO DE LOS MICROBIOS”

Sabemos que los microorganismos que habitan nuestro cuerpo son indispensables para nuestra vida. Desde el punto de vista de la Nueva Medicina Germánica, ellos son los encargados de reparar las lesiones producidas durante la Fase de Conflicto Activo. Los microbios actúan solo durante la Fase de Recuperación y nunca actúan más allá del tejido afectado.

De este modo, El Dr. Hamer propone que los “microorganismos productores de enfermedades” son en realidad “microorganismos reparadores de tejidos”.

De éste modo se puede comprender que la presencia de infecciones, fiebre, inflamación, dolor o secreciones son parte de un proceso de recuperación física.

*LA QUINTA LEY:

LA QUINTA ESENCIA.

Es una síntesis de la visión de la Nueva Medicina Germánica: “Toda enfermedad es parte de un Programa Especial con Sentido Biológico creado para asistir a un organismo a resolver un conflicto biológico”.

Es decir, enfermarnos no es más que una señal del cuerpo que nos está indicando lo que estamos haciendo mal, para decirnos en qué nos hemos equivocado y que nos obliga a “cambiar” nuestros ideales, nuestro carácter, nuestras expectativas, nuestras creencias, nuestra manera de reaccionar ante las situaciones de la vida, etc.

Una vez que sabemos en qué bases científicas se basó el origen de la Biodescodificación, podemos confiar más ampliamente en ésta nueva medicina.

No es algo mágico, no es algo esotérico, no es algo inventado.

Hay bases científicas, estudios y pruebas médicas, físicas y químicas que lo avalan.

Obviamente este texto es tan sólo un resumen de éstas 5 bases, y estará en cada uno de ustedes leer más e investigar más al respecto, aprender, memorizar y claro, comprobar que es verdad y que se cumplen todas éstas leyes en un 100% de los casos.

Así las cosas…

Fuente: Elizabeth Romero Sánchez y Edgar Romero Franco.

Check Also

¿Sientes habitualmente un zumbido en los oídos?

¿Alguna vez has sentido un zumbido en los oídos? ¿Sabes qué significa? Muchas personas han …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *